Aljarafe doñana hazlo a tu manera

LiderA

Programa LiderA

Doñana

Sevilla Destino Rural

Sevilla destino rural

FEDER Sevilla Rural

FEDER-sevilla-rural-webADAD

Ubicado en el suroeste de la península ibérica, en una superficie triangular que se extiende entre las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz, Doñana es uno de los espacios naturales más importantes del territorio andaluz y una de las mayores reservas ecológicas de Europa, debido a la gran variedad de ecosistemas que alberga, que le confieren unas características extraordinarias y lo convierten en un preciado reducto de biodiversidad, en el que destacan especies tan emblemáticas como el lince ibérico o el águila imperial, hoy en día en peligro de extinción.

El Parque Nacional Doñana, declarado en 1969, es el único espacio protegido de Andalucía que está declarado Patrimonio de la Humanidad (1994, UNESCO). Desde 1995 está reconocido, por el Consejo de Europa, con el Diploma Europeo de áreas protegidas, que viene dado por el estado de conservación, planificación y gestión integrada de los recursos naturales. Es Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y, en consecuencia, es “Espacio Protegido Red Natura 2000”. También sobre este espacio recaen las figuras de Reserva de la Biosfera (1980) y Sitio RAMSAR (1982).

Los ecosistemas de Doñana

En Doñana se distinguen claramente hasta 4 tipos de ecosistemas, que se distribuyen desde la costa hasta el interior: las playas, dunas y corrales, el matorral o coto, la vera y la marisma.

Las playas de Doñana se extienden desde Mazagón, pasando por Matalascañas, hasta la desembocadura del Guadalquivir, unos 50 kilómetros de costa donde podemos encontrar dos tipos de paisajes litorales, las dunas móviles y las fósiles.

Otro de los ecosistemas de Doñana es el que conforma el matorral o coto, localizado entre las formaciones de dunas y sus corrales y la zona de la vera, así como en otras extensiones del interior. Se trata de uno de los ecosistemas más estables, que acoge en su densa vegetación una variada y abundante fauna. En definitiva, un lugar idóneo para la nidificación de aves, el descanso de los herbívoros y la caza de los carnívoros.

La vera es la estrecha y larga franja que sirve de nexo de unión entre el matorral y la marisma, recorriendo Doñana de norte a sur. Es una zona de transición o confluencia de ecosistemas, y como tal, donde podemos encontrar la mayor biodiversidad del Espacio. En ella coinciden vegetales y animales de uno y otro ambiente, y aflora la humedad filtrada por las arenas, favoreciendo el crecimiento de junqueras y pastizales.

La marisma es, por último, el ecosistema con mayor superficie de Doñana y sin duda el que le imprime más carácter.  Se trata de una gran llanura aluvial que se levanta a algo más de un metro sobre el nivel del mar. Las distintas estaciones del año producen variaciones muy acusadas en la marisma, así como paisajes y biodiversidad muy diferentes. La marisma es el lugar de paso, cría e invernada de miles de aves europeas y africanas, lo que la convierte en un ecosistema de altísimo valor ecológico. Es el resultado de la actividad ancestral del hombre sobre un territorio con singulares peculiaridades, que se caracteriza por su fragilidad ante determinados impactos

En la Ventana del Visitante de la Consejería de Medio Ambiente encontrarás información detallada de los equipamientos de uso público de Doñana, mapas, senderos, publicaciones, actividades y otros muchos datos de interés.

Encuentra toda la actualidad de Doñana y las últimas noticias sobre medio ambiente en Ecoticias.com.