Estrategia de desarrollo local leader

LEADER 2014-20

Doñana

Sevilla Destino Rural

Sevilla destino rural

FEDER Sevilla Rural

FEDER-sevilla-rural-webADAD

La historia de emprendimiento de Adela, cuya agencia de viajes cumplirá el próximo año dos décadas de trayectoria, está ligada a su espíritu emprendedor y perfeccionista, y sobre todo, a su fascinación por viajar. “Tengo ese gen viajero que hace que mi trabajo sea apasionante. Porque cada viaje de mis clientes es único y yo disfruto preparándolos como si me fuera con ellos”.  Para esta emprendedora sanluqueña de origen rumano, en el camino del emprendimiento femenino es imprescindible “tener paciencia” y muy especialmente “dedicarse a algo que realmente te apasione”. En ello está la clave de un emprendimiento exitoso, asegura. 

 

Adela Nicoleta Ciuciuman

Directora de Adely Tours. Agencia de viajes de Sanlúcar la Mayor

¿Por qué decidiste ser empresaria? En mi decisión de ser empresaria influyeron varios motivos y circunstancias personales. Las principales, el hecho de tener mi propia empresa y dedicarme a algo que realmente me apasiona, el mundo de los viajes. Organizar, asesorar y vender viajes no es un trabajo monótono. Todo lo contrario, es muy dinámico y me mantiene ilusionada.

 ¿Cómo fueron los inicios de tu proyecto? Gracias a mis estudios, soy Licenciada en Banca y Finanzas por la Universidad de Bucarest, adquirí conocimientos necesarios para poder crear sola mi propia empresa, y la verdad es que tenía tanta pasión por mi proyecto que al final no me pareció tan difícil hacerlo despegar.

Eso sí, trabajé muchísimo para poner todo en orden, desde elegir la forma jurídica de la agencia de viajes hasta realizar los trámites de aval, póliza de responsabilidad civil, registro de patentes y marcas, créditos, tasas, impuestos o conseguir una subvención.

¿Y a propósito de la conciliación? Tengo que reconocer que al principio creía que tener tu propio negocio da libertad para organizar tu tiempo, te permite hacer otras cosas adicionales y equilibrar mejor la vida personal y profesional. Pero en realidad no es así, y acabas trabajando muchas horas, haciendo muchos sacrificios y creo que es muchísimo más difícil que ser empleado. No obstante, creo que quien tiene espíritu emprendedor no lo puede evitar y acaba montando su negocio, y también sabe que ser empresario o empresaria conlleva riesgos y desafíos importantes.

 ¿Crees que es más difícil ser emprendedora en el medio rural? Sí, creo que no es lo mismo montar un negocio en el centro de una gran ciudad, donde la demanda es altísima, que en un pueblo.

"No es lo mismo montar un negocio en el centro de una gran ciudad, donde la demanda es altísima, que en el pueblo"

¿Qué aporta la mujer empresaria a la sociedad rural? Genera empleo y contribuye a fomentar la economía local

¿Cuáles crees que son los talentos innatos de las mujeres a la hora de emprender? Creatividad e ingenio para resolver problemas, razonamiento lógico, necesidad de independencia e iniciativa, pasión por una idea, visión, liderazgo, perseverancia, confianza en sí misma y mente abierta. 

¿Qué crees que aporta tu proyecto empresarial desde el punto de vista socioeconómico a Sanlúcar la Mayor? Contribuye a la economía local mediante creación de empleos y generación de ingresos, fomenta la cultura de forma activa y sostenible, y también puede promover el turismo sostenible y responsable.

 ¿Qué consejos prácticos transmitirías a las mujeres que están pensando en montar su propia empresa? Les aconsejaría que tengan mucha paciencia y se dediquen a algo que de verdad les importe, para que el camino sea más fácil. Es decir, tienen que tener pasión por lo que van a emprender para que el camino hacia al éxito sea atractivo. El hecho de construir algo propio y verlo crecer es muy gratificante y satisfactorio.

"Cada viaje es único, y yo disfruto con los clientes. Es como si me fuera de viaje con ellos"

 ¿Qué balance haces de tu experiencia como empresaria? Mi experiencia hasta ahora ha sido muy positiva, a pesar de todas las dificultades. Gracias a mi trabajo he tenido la oportunidad de viajar mucho, de aprender, sentir y conocer otras culturas que tienen tantas virtudes como la nuestra. Viajar hoy en día ya no es un lujo es una necesidad. Viajar es vivir... Te hace crecer como persona. Una de las recompensas para una profesional agente de viajes que siente amor por los viajes es también la satisfacción de ayudar a los clientes a planificar y disfrutar de sus vacaciones. Cada viaje es único, y yo disfruto con los clientes. Es como si me fuera de viaje con ellos.

Proyecto "Mentoring: apoyo al emprendimiento femenino" del Grupo de Desarrollo Rural Aljarafe-Doñana  (ADAD), subvencionado por el FEADER de la Unión Europea y la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía