Estrategia de desarrollo local leader

LiderA

Programa LiderA

Doñana

Sevilla Destino Rural

Sevilla destino rural

FEDER Sevilla Rural

FEDER-sevilla-rural-webADAD

ADAD José Luis Sánchez Teruel  Director General de Desarrollo Sostenible en el Medio Rural

“En el medio rural hay que hacer compatible y beneficioso el binomio desarrollo y respeto ambiental” 

En una entrevista concedida a ADAD, el nuevo Director General de Desarrollo Sostenible en el Medio Rural destaca la importancia del mundo rural y su papel fundamental en la generación de riqueza y empleo en Andalucía. Buena parte de este éxito tiene su origen en el dinamismo de sus gentes, gestionado mediante el enfoque Leader a través de los Grupos de Desarrollo Rural andaluces (GDR).

Este enfoque ha tenido uno de sus máximos exponentes a nivel europeo en la Nueva Estrategia Rural para Andalucía (NERA), en la que han participado más de 16.000 andaluces, “que han dicho qué quieren y cómo quieren que sean sus comarcas”, afirma Sánchez Teruel. El Director General adelanta además que los GDR continuarán en los próximos años liderando el crecimiento de las comarcas rurales andaluzas, para lo que contarán con una aportación de la Consejería de 516 millones de euros, que generarán una inversión total que puede llegar a los 1.200 millones.

 1.- Su Dirección General aglutina dos conceptos claves para una gran mayoría de andaluces, los que viven en las zonas rurales, “medio rural” y “sostenibilidad”, ¿cómo se articulan estos conceptos en la práctica y gestión política?

En efecto, el 90 por ciento del territorio andaluz es rural y acoge al 46 por ciento de la población de nuestra comunidad autónoma, que vive o trabaja en estas zonas. Además, el medio rural alberga la casi totalidad de los espacios protegidos de Andalucía, con lo cual hay que hacer no sólo compatible sino beneficioso el binomio desarrollo y respeto ambiental. En la práctica, de lo que se trata es de que las ciudadanas y ciudadanos que residen en los territorios rurales sean conscientes de que la riqueza ambiental, patrimonial y cultural son valores añadidos que pueden ayudarles a desarrollar sus pueblos en términos de riqueza, empleo y calidad de vida.

 2.- ¿Cuáles son las principales líneas de trabajo de la Dirección General de D.S. en el Medio Rural?

Nuestro papel fundamental es dotar a los Grupos de Desarrollo Rural de los fondos necesarios para que sean ellos los que lideren el crecimiento de sus comarcas. En el nuevo programa que entra en vigor en 2009 aportaremos a los GDR 516 millones de euros y esperamos que estas ayudas públicas generen una inversión total en las comarcas andaluzas que supere los 1.200 millones. Pero como usted sabe, nuestra Dirección General también desarrolla otras acciones encaminadas a modernizar los regadíos andaluces y la mejora de las infraestructuras agrarias.

 3.- ¿Cómo definiría el papel de los GDR en el medio rural andaluz?, ¿cree que el nuevo Decreto fortalece la presencia de los Grupos en la Andalucía rural?

Los GDR son asociaciones formadas por la población comarcal, en las que participan, además de las administraciones locales, todas las organizaciones empresariales, agrarias y de otros sectores, sindicales, ecologistas, culturales, así como asociaciones de jóvenes, mujeres, amigos de la comarca, etc. Son entidades privadas formadas a su vez por numerosas entidades públicas y privadas, que, contando con fondos públicos, ejecutan una estrategia de desarrollo en el territorio que ha sido definida participativamente por la población. El rasgo caracterizador más evidente de estas entidades es que su trabajo se basa en la aplicación del enfoque Leader, un método diferente y complementario de intervención frente al tradicional de las Administraciones, que consiste en que estas entidades privadas ejecutan estrategias participativas de desarrollo. Así, los GDR suponen una nueva forma de gobernanza o de institucionalidad viable y plausible, en tanto que hacen posible que las políticas se adecuen a las necesidades de la población, dotándolas de credibilidad y mejorando la base de apoyo ciudadano.

 4.- ¿Qué balance hace de la Nueva Estrategia Rural para Andalucía (NERA)?, ¿qué destaca de esta planificación estratégica participada y que ha logrado conjugar los intereses de tantos actores?

Sin lugar a dudas, la clave del éxito ha sido la participación. Más de 16.000 andaluces han dicho qué quieren y cómo quieren que sean sus comarcas, marcando así la hoja de ruta que debemos seguir en los próximos años para que el desarrollo sostenible de los pueblos sea el que quieren sus pobladores. Sin embargo, aunque ahora tenemos este diagnóstico que nos permite saber de dónde partimos y hacia dónde queremos ir, es necesario que NERA siga estando en revisión continua para que sea un documento vivo capaz de reinventarse a medida que las realidades de los pueblos vayan cambiando.

 5.- ADAD durante este final de año ha continuado fomentando la participación, dando voz a los agentes sociales de la comarca para que prioricen y seleccionen las actuaciones recogidas en  la estrategia comarcal, ¿qué le parece?

Como le decía, creo que ese es el camino a seguir. Una vez lograda la implicación de las ciudadanas y ciudadanos de un territorio, es importante mantener vivo ese debate continuo de ideas para que la Nueva Estrategia Rural para Andalucía se ajuste a los cambios y permita que los territorios rurales sigan desarrollándose acorde a lo que quiere la gente que vive y trabaja en ellos.

 6.- Cómo va a articularse la continuidad de la Nueva Estrategia Rural?

El Proyecto NERA ha supuesto la realización de un diagnóstico a nivel territorial de todas las zonas rurales de Andalucía. A partir de este diagnóstico han sido detectadas las principales necesidades estos territorios y se han propuesto las diferentes estrategias que serán implementadas hasta el año 2015. El paso siguiente consiste en la solicitud a la Consejería por parte de los GDR de los fondos requeridos para la puesta en marcha de estas estrategias. La convocatoria para optar a los citados fondos se realizará a través de las correspondientes órdenes que serán publicadas en el año 2009. La solicitud deberá basarse en los resultados obtenidos en el diagnóstico del proyecto NERA y en la estrategia diseñada por los GDR para sus territorios. Una vez otorgados los fondos, se garantizará la correcta ejecución de las actuaciones para las que han sido otorgados mediante el seguimiento y el control que se implementarán en los territorios rurales.

 7.- ¿Cómo va a desarrollarse la cooperación en el nuevo periodo?

La cooperación se articulará a través de tres vías principales. Por un lado estarán los Grupos de Cooperación, que ya han estado funcionando con bastante éxito en los programas anteriores, pero que van a presentar como novedad que se van a crear los Grupos con carácter uniprovincial, de manera que tendremos 8 Grupos de Cooperación estables, uno por provincia. Por otro lado estarán las Acciones Conjuntas de Cooperación, que han demostrado ser un instrumento muy práctico y efectivo para el desarrollo rural, y que van a seguir funcionado como lo han hecho hasta ahora, si bien habrá una Acción Conjunta en la que participarán todos los Grupos y que tendrá una especial relevancia, el Observatorio de Género. Por último, está la cooperación internacional, que también tendrá cabida a través de los programas propios de la Consejería de Agricultura y Pesca desarrollados por la Dirección General con proyectos concretos.

 8.- ¿Qué balance hace del último marco en materia de género y juventud? 

De los más de 8.000 proyectos puestos en marcha en el último marco con los Programas de Desarrollo Rural de la Consejería de Agricultura y Pesca, casi el 60% han estado relacionados con el mundo empresarial. De éstos, el 28% han sido promovidos por mujeres o por entidades en las que la presencia de las mujeres supera el 25%, ascendiendo a algo más de 40 millones de euros la subvención concedida a este tipo de peticionarias. Haciendo un análisis más profundo, hay que destacar que las mujeres a través de este tipo de programas han desarrollado actividades que hace unos años no eran usuales que desempeñaran, y que por otro lado han resultado actividades innovadoras. Prueba de ellos son proyectos tan diferentes como la puesta en marcha de un autolavado de coches, lavanderías y tintorerías ecológicas, comercialización y apertura de talleres de maquinaria agrícola, asesoría a empresas, creación de empresa de bioconstrucción y otras relacionadas con los materiales de construcción, empresas de deportes al aire libre, etc. Del mismo modo, encontramos otro tipo de empresas de mujeres (artesanía, imprenta y papelería, etc.), que contribuyen a la recuperación y mantenimiento del conocimiento tradicional de las zonas rurales. Por último, el turismo rural es otro de los sectores en el que la mujer sigue encontrando una oportunidad laboral como emprendedora directa y no sólo como empleada.

9.- En este sentido, ¿puede destacar algunas acciones o buenas prácticas que le hayan llamado especialmente la atención en materia de género?

En materia de género destacaría tres iniciativas, la del Grupo de Cooperación “Hábitat Rural”, coordinado por Serranía Suroeste Sevillana, con el proyecto “Mujeres en Acción”, que ha permitido un acercamiento de la mujer al mundo laboral mediante líneas prioritarias de ayuda para el establecimiento de proyectos relativos a servicios a la población y a la producción, oferta turística complementaria, nuevos productos y servicios generadores de empleo destinados a la mejora de la calidad de vida. En segundo lugar el “Observatorio Virtual de Género”, una Acción Conjunta que ha permitido hacer visibles las diferencias de género y las barreras que la propician, proponiendo acciones para lograr una igualdad de oportunidades real y efectiva, y desarrollando un observatorio de género on-line con indicadores e información actualizada. Y por último, el proyecto “Mujeres empresarias”, que ha establecido los medios necesarios para favorecer la cooperación e intercambio de experiencias y la toma de decisiones colectivas entre las mujeres empresarias del medio rural, sensibilizando además a la población masculina para la participación en los procesos de conciliación de la vida laboral y familiar.

10.- ¿Y en materia de juventud?En materia de juventud, reseñar que han sido 750 los proyectos promovidos por hombres y mujeres jóvenes durante el Marco 2000-2006, financiados a través de los Programas de Desarrollo Rural PRODER-Andalucía y LEADER Plus, lo que supone el 14% de los proyectos empresariales puestos en marcha durante el citado período. Los proyectos promovidos por jóvenes están enmarcados en un alto porcentaje en la dinamización socioeconómica de las zonas rurales andaluzas, seguida del fomento, mejora y diversificación económica de los sectores agrarios, artesanía y turismo rural. No obstante, al igual que en el apartado relativo a las mujeres, esto no significa que actuaciones relacionadas con las asociaciones de jóvenes, o iniciativas sobre jóvenes realizadas por entidades públicas o los propios GDR tengan una menor relevancia, ya que la realización de estudios, sondeos, la edición de publicaciones, o la organización de diferentes eventos relacionados con la juventud en las zonas rurales resultan de vital importancia en tanto que analizan y reúnen a este grupo de la población. Además, algunos proyectos empresariales desarrollados por los jóvenes en los últimos años ponen de manifiesto que las carreras profesionales encuentran un lugar en las zonas rurales para su puesta en marcha. Al contrario que pasaba en tiempos pasados, los jóvenes consideran las zonas rurales lugares idóneos para la puesta en marcha de negocios relacionados con los estudios reglados cursados, frenando con ello el éxodo de los pueblos a las ciudades.11.- ¿Qué aconseja a los emprendedores del medio rural andaluz para salvar la actual crisis económica?

No tener miedo a los cambios. Muchos territorios rurales andaluces presentan grandes potencialidades y los emprendedores tienen que encontrar las fórmulas para aprovecharse de ellas. La imaginación, que es algo que siempre nos ha caracterizado a los andaluces, y la riqueza de nuestra tierra en muchos aspectos son bazas que tenemos a nuestro favor para que nuestros emprendedores pongan en marcha sus ideas que van a contar con el apoyo de la Consejería de Agricultura y Pesca.

 12.- Principales medidas contra el cambio climático de la Consejería en los próximos años.

En el nuevo programa que vamos a poner en marcha en 2009 y que nos llevará al 2015, la lucha contra el cambio climático se desarrollará a través de tres líneas principales. En los diferentes sectores económicos y administraciones públicas, apoyando la instalación de sistemas de generación de energías renovables, favoreciendo la modernización de procesos productivos y de gestión hacia otros con menores necesidades energéticas, apoyando la implantación de sistemas de gestión ambiental y a través de otras actuaciones destinadas a minimizar el impacto ambiental negativo (gestión de residuos, gestión del agua, etc.). En relación a la conservación de la naturaleza, apoyando la conservación de zonas naturales como sumideros de CO2  (gestión del monte, restauración de la naturaleza, etc.). Y por último, en relación a la población, mediante actuaciones de formación de profesionales para la conservación ambiental y la aplicación de buenas prácticas en las empresas y administraciones y campañas de concienciación y sensibilización ambiental.

 13.- Después del 2013, una vez consumido el último periodo de ayudas europeas, qué horizonte espera a los GDR andaluces y en general a la política de desarrollo rural en Andalucía.Evidentemente, es complicado saber qué va a suceder en el futuro, sobre todo porque el periodo de ayudas concluirá en la práctica en el 2015 y hacer elucubraciones a tantos años de distancia es arriesgado, pero todo parece indicar que las políticas marcadas por Bruselas apuntan a seguir apostando por el desarrollo rural en los mismos parámetros de sostenibilidad en los que se está trabajando. Yo, personalmente soy muy optimista y opino que, igual que en este nuevo programa hemos aumentado los fondos en un 40 por ciento, en el siguiente marco se seguirá aumentando la dotación para convertir a las zonas rurales en territorios creadores de empleo, de calidad de vida y de riqueza para toda la sociedad.