Estrategia de desarrollo local leader

LiderA

Programa LiderA

Doñana

Sevilla Destino Rural

Sevilla destino rural

FEDER Sevilla Rural

FEDER-sevilla-rural-webADAD

El Grupo de Cooperación “Nuevos Territorios”, que lidera ADAD, simultanea un curso en lengua de signos para permitir la formación de un alumno con discapacidad auditiva
FORMACIÓN EN BAJA TENSIÓN “EN LENGUA DE SIGNOS”

El curso de Baja Tensión y Energía Solar que el Grupo de Cooperación “Nuevos Territorios” (al que pertenecen nueve comarcas andaluzas y que coordina ADAD), inició hace unos días también se está impartiendo de forma excepcional en lengua de signos.

Esta integradora medida está permitiendo la asistencia y pleno rendimiento en clase de un alumno con discapacidad auditiva, que gracias a la traducción simultánea en lengua de signos puede acceder en igualdad de condiciones a una formación profesional muy valorada en el mercado laboral.

La acción formativa está formando a una quincena de alumnos para que puedan obtener el certificado de cualificación individual en baja tensión, homologado por la Junta de Andalucía y requisito imprescindible para adquirir el carné de instalador electricista profesional.  

Además, como novedad, el curso, que es totalmente gratuito, incluye un módulo especial de energía fotovoltaica, unos conocimientos cada vez más demandados a los electricistas debido al desarrollo que está teniendo en los últimos años la energía solar, por ser un tipo de energía renovable y más sostenible.

“Nuevos Territorios”, una apuesta por la sostenibilidad en el medio rural andaluz

El Grupo de Cooperación “Nuevos Territorios” se puso en marcha en 2003 en el marco del Eje 2 de Cooperación del Programa Regional Leader + Andalucía con el objetivo de elaborar una estrategia territorial común que proyectara las singularidades geográficas de las comarcas que lo integran (Aljarafe-Doñana, Jerez, Condado de Huelva, Cuenca Minera, Estepa, Andévalo Occidental, Bajo Guadalquivir, Alfanevada y Corredor de la Plata), poniendo en valor su patrimonio medioambiental y cultural, y potenciando sus recursos endógenos.

Para ello, se ha apostado por ejecutar acciones que aprovechen esas singularidades, aspecto que ha permitido implementar conjuntamente en los últimos años proyectos comprometidos con el medioambiente y la sostenibilidad, que van desde la recuperación de espacios degradados, al fomento de las energías renovables (en el que está enmarcado esta acción formativa), la reducción de la contaminación acústica o la dinamización turística del territorio afectado por el incendio de Riotinto en 2004.