Aljarafe doñana hazlo a tu manera

LiderA

Programa LiderA

Doñana

Sevilla Destino Rural

Sevilla destino rural

FEDER Sevilla Rural

FEDER-sevilla-rural-webADAD

La economía de la comarca se sigue sustentando principalmente de la agricultura. La generosidad del clima y la riqueza de nuestros suelos, origen de productos agrícolas de gran calidad, son algunas de las principales fortalezas del sector. En nuestro territorio predominan las explotaciones reducidas o minifundios, donde se abre camino la producción integrada, principalmente en sectores predominantes como el arroz y el olivar, lo que supone una apuesta decidida de los agricultores por el medioambiente y la consolidación de una producción competitiva, saludable y de calidad.

La totalidad de la producción arrocera de la comarca es integrada.

 

Aunque la comarca carece de costas y espacios marítimos, dispone de grandes extensiones de marisma, donde desde hace décadas se ha desarrollado una actividad de marisqueo y pesca estrechamente ligada a los recursos marismeños del Espacio Natural de Doñana. A esta pesca tradicional, sector en decadencia en los últimos años, hay que añadir la existencia de actividades de acuicultura o cría en cautividad de especies acuáticas, que están demostrando una interesante capacidad de generación de empleo y riqueza.

La representación del sector industrial en la comarca es en general reducida y poco importante para la economía, y su mayor exponente es la industria agroalimentaria relacionada con el aderezo y la transformación de los derivados de la aceituna, el arroz o los productos pesqueros.  Al igual que ocurre en la provincia de Sevilla, la industria agroalimentaria es una de las actividades principales en el Aljarafe-Doñana, aunque aún quedan importantes huecos de transformación agroindustrial. Está compuesta fundamentalmente por empresas de pequeño tamaño, aunque existen transformadoras más destacables desde el punto de vista de su tamaño y facturación, como son algunas cooperativas agrarias y otras iniciativas empresariales muy punteras, que están poniendo en valor la riqueza agrícola de nuestra tierra de una manera competitiva y moderna.

Otras industrias representativas en la comarca son las de transformación de productos metálicos, la industria del mueble y sus complementos y las de fabricación de productos de caucho y materias plásticas. Las dos primeras en general se encuentran distribuidas por todo el territorio, aunque la segunda es especialmente relevante en Pilas. Algunas de ellas poseen una dimensión mediana, con unos mercados más amplios y en constante ampliación, pero la mayoría se centran en el mercado comarcal y la periferia del territorio.

Sin embargo, la emergencia económica en los últimos años la está protagonizando el sector terciario. En general puede considerarse que la comarca Aljarafe-Doñana tiene una cobertura de servicios y comercial adecuada, exceptuando los municipios cuya dimensión poblacional imposibilita la rentabilidad económica de este tipo de negocios.  

Dentro de este apartado, destacar que el turismo es un sector claramente emergente y con un gran potencial económico. Sin embargo, a día de hoy la comarca sigue planteando grandes deficiencias para el desarrollo de esta actividad, como son el déficit de infraestructuras y servicios turísticos (alojamientos, empresas de servicios complementarios, etc.), la inexistente planificación turística comarcal o la débil cultura empresarial en la materia. Estas debilidades han generado cierta lentitud en el grado de desarrollo turístico en relación a otros territorios vecinos y del resto de Andalucía.

ADAD ha subvencionado en los últimos años la construcción de varios alojamientos turísticos en la comarca