Estrategia de desarrollo local leader

LiderA

Programa LiderA

Doñana

Sevilla Destino Rural

Sevilla destino rural

FEDER Sevilla Rural

FEDER-sevilla-rural-webADAD

adadESCAMILLA, MODELO ANDALUZ DE INDUSTRIA DEL ADEREZO NO CONTAMINANTE 

La revista “TIERRA SUR” destaca en una edición especial sobre el agua en Andalucía el sistema de depuración que esta empresa de la comarca Aljarafe-Doñana ha implantado con la ayuda de ADAD  

La edición estival de la revista “Tierra Sur”, que publica la Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía (ARA), ha incluido en un especial dedicado a la gestión del agua en nuestra comunidad autónoma la iniciativa de la empresa aceitunera Escamilla SAT, que con la ayuda financiera de la Asociación para el Desarrollo Aljarafe-Doñana (ADAD), ha implantado un sistema de depuración integral de los residuos contaminantes generados por el aderezo de la aceituna.  

Se trata de una iniciativa pionera en Andalucía, donde estos residuos suponen un problema medioambiental grave, debido al poder contaminante que produce su elevada carga de materia orgánica y sólidos disueltos, muchos de las cuales acaban en los cauces fluviales, filtradas en los acuíferos, o en el mejor de los casos, en las balsas construidas para su tratamiento natural (que realiza el sol y el viento). 

El sistema de depuración de Escamilla, similar al que se lleva a cabo en las plantas depuradoras de agua, utiliza un tratamiento biológico con membranas dispuestas en serie, que combina la oxidación biológica por fangos activos con la filtración a través de membranas externas.  Las ventajas de este sistema residen en que elimina el riesgo de escape y realiza una depuración integral de los residuos, convertidos en tres productos, agua osmotizada, salmuera de la que se obtiene sal sólida para uso no alimenticio y fango biológico, que se deshidrata y se emplea en la agricultura. 

Según la revista Tierra Sur, en la elaboración de un kilo de aceitunas de mesa se produce de cuatro a cinco litros de vertidos, producción que además se concentra en un periodo relativamente corto del año, de septiembre a noviembre, lo que provoca una importante presión sobre las tradicionales balsas de efluentes localizadas por toda Andalucía. Por este motivo, la generación  e  implantación  de  tecnologías  limpias como la que ya funciona en Escamilla constituyen una apuesta por el desarrollo sostenible en uno de los sectores productivos más importantes de Andalucía, la agroindustria del olivar. 

Escamilla SAT es una empresa familiar ubicada en Umbrete de gran tradición en el sector, que lleva más de cinco décadas dedicada al cultivo, la elaboración y transformación de la aceituna de mesa. En su afán por modernizar y mejorar los procesos y productos, y para dar solución a los problemas de los vertidos del aderezo, esta empresa ha invertido más de un millón de euros, de los cuales la Asociación para el Desarrollo de la Comarca Aljarafe-Doñana ha subvencionado 230.000 euros.