Estrategia de desarrollo local leader

LiderA

Programa LiderA

Doñana

Sevilla Destino Rural

Sevilla destino rural

FEDER Sevilla Rural

FEDER-sevilla-rural-webADAD

La empresa Guadiamar Educa, encargada de la gestión del Centro de Visitantes Guadiamar en Aznalcázar, ha incorporado a sus instalaciones un nuevo atractivo, un parque de aventura en altura subvencionado por el Grupo de Desarrollo Rural Aljarafe-Doñana (ADAD) a través del programa Leader, que cofinancia la Junta de Andalucía y el FEADER de la Unión Europea. 

Enclavado en uno de los puntos neurálgicos del Paisaje Protegido Corredor Verde, el Centro de Visitantes es un enclave especializado en educación ambiental, turismo de naturaleza y de aventura, y con este nuevo equipamiento, abre la puerta a la puesta en marcha de actividades de carácter terapéutico con niños y jóvenes.

Según las promotoras, las prácticas deportivas de aventura, como la exploración del Guadiamar en piraguas o el recorrido monitorizado en el parque en altura, aportan grandes beneficios para niños y adolescentes con trastornos psicológicos, discapacidades psíquicas o dificultades de aprendizaje; además de apoyar la diversificación de la empresa y sumar un nuevo atractivo a un centro que es uno de los referentes provinciales en educación ambiental y ocio y turismo activo y de naturaleza.

Guadiamar Educa, una empresa-laboratorio ambiental

Guadiamar Educa, empresa colaboradora de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía, gestiona desde el año 2009 el Centro de Visitantes del Guadiamar, un equipamiento de uso público que ha convertido este singular escenario natural en un laboratorio ambiental y ejemplo europeo de restauración ecológica tras la catástrofe medioambiental ocasionada en 1988 por la rotura de la balsa minera de Aznalcóllar.

Desde este peculiar entorno natural, Guadiamar Educa trabaja para acercar el medioambiente a la sociedad, facilitando un mejor conocimiento de los procesos ecológicos, económicos, sociales e histórico-culturales del entorno. El último afluente por el margen derecho del Guadalquivir, que recorre la comarca de norte a sur hasta verter sus aguas en las marismas, ejerce además de corredor ecológico entre dos importantes espacios naturales, Doñana y Sierra Morena.

Esta función estratégica, que convierte al Guadiamar en una autopista de especies tan emblemáticas como el lince ibérico, explica la integración del centro en el programa de la Carta Europea de Turismo Sostenible de Doñana (CETS), siendo punto de información del espacio natural. Guadiamar Educa también colabora estrechamente con agentes socioeconómicos locales, comarcales, de ámbito provincial e interprovincial, así como con el mundo científico y universitario.